SINERGIA DE UN SISTEMA EN DECADENCIA. ¡Un ensayo para reflexionar!

Desde los tiempos más remotos, cuando apareció sobre la faz de la tierra el primer ser humano, nació junto con él un afán de superación, siendo este totalmente necesario para poder subsistir y sobrevivir; hoy en día, percibimos un afán de progreso un poco deshumanizado, hasta el hecho de solo buscar el bien propio y no el bien común. Llegando hasta el punto de que ni siquiera pensamos en el mal que le hacemos a ese sistema del que todos somos parte y al que llamamos sociedad, es decir que hemos alcanzado un estado en donde no nos damos cuenta como nuestros actos afectan directa o indirectamente a todo lo que nos rodea.

El presente ensayo, es solo una pequeña reseña de nuestro planeta, específicamente de las sociedades que lo conforman. Con ese pasar del tiempo el mundo que conocemos se deshumaniza cada vez más, tal cual como lo describe un gran escritor argentino en uno de sus libros que recopila una serie de cartas, que no son más que un llamado a la conciencia del ser humano para que oponga resistencia a situaciones críticas de la sociedad moderna, como el individualismo, la pérdida de valores espirituales y la necesidad de la comunicación con el otro. Con respecto a este último punto, hoy en día las tecnologías de la información y la comunicación han avanzado tanto que nos acercan a aquellos que están a kilómetros de distancia; pero paradójicamente las aplicaciones de mensajería instantánea y las redes sociales nos alejan de las personas que tenemos cerca. Que tristeza ver cómo nos alejamos de nuestro prójimo.

Este ensayo es producto de la cultura que se me ha inculcado desde niño, por lo cual estoy muy agradecido con mi familia, maestros y amigos que me han orientado todos estos años. Para desarrollar este texto he partido desde lo particular, analizando mi propia vida, hasta llegar a una idea general, con la que culminará este escrito. Antes de proceder, quiero comentar que no soy político, psicólogo, filosofo, ni tampoco un gran escritor; solo soy un ciudadano común y corriente, que expresa lo que siente al ver un mundo decadente y tan recurrente en los mismos errores, y confieso que lo que les pasa a los demás, lo sufro como si fuera yo, por el simple hecho de que sé, que todos interactuamos con el mundo que nos rodea para poder sobrevivir. Yo solo soy un Ingeniero Industrial con muchas ganas de salir adelante y muchos sueños, hace poco más de nueve años me recibí como ingeniero, recién graduado enfrente la tediosa labor de encontrar trabajo, tarea bastante difícil en la sociedad colombiana, hasta que conseguí un empleo estable. El desempleo es un problema común en muchas naciones subdesarrolladas y en algunas en vías de desarrollo, Colombia no es ajena a esa situación, en todo el territorio nacional hay muchas personas que se encuentran sin empleo, y viven en una lucha constante, para salir adelante, o como se dice coloquialmente, se rebuscan para poder sostenerse y poder satisfacer sus propias necesidades básicas y de las personas que tienen a su cargo. Hace varios años en una ciudad de la región Caribe colombiana, se apreció un caso extremo, una mujer que sin trabajo, se juega la vida con hambre y frio, esa mujer se iba al mercado público, a recoger las verduras, frutas, tubérculos y demás alimentos que eran botados, puesto que se encontraban dañados, esta mujer recogía esos alimentos, les quitaba las pocas partes en buen estado y las cocinaba con eso no dejaba morir de hambre a sus hijos, como este ejemplo, en el país hay muchos.

Quizás el desempleo, sea una de las tantas causas de la delincuencia, el terrorismo y tanta ociosidad juvenil, que existe en nuestro país, la pobreza no la menciono, porque pienso que está merece un capítulo aparte, pues es una problema global contemporáneo, y siempre ha existido a través de la historia la lucha de clases sociales, aunque hay pocas personas que han intentado instaurar un modo de producción socialista, pero no lo han podido y los que lo han logrado han fracaso pues no han alcanzado un bienestar común y por que también es muy difícil mantener contento a todo el mundo; por lo que considero que ese modelo económico tarde o temprano estará condenado al fracaso.

Hace algún tiempo leí un artículo en el internet en donde relataban como en uno de los países del norte del continente americano, un profesor hizo un ejercicio con sus estudiantes para explicar cómo funciona el socialismo y este docente le propuso a sus estudiantes que durante un periodo, las calificaciones de todos los estudiantes por cada evaluación serian sumadas y promediadas entre el número total de estudiantes y que dicha media aritmética sería la nota de cada estudiante, los alumnos aceptaron la propuesta, el profesor realizo el primer examen, realizando la respectiva calificación, sumo todas las notas y la dividió entre el número de estudiantes, todos ganaron el examen incluyendo aquellos estudiantes que lo habían perdido inicialmente. Para la siguiente evaluación los estudiantes que habían perdido la evaluación, al ver que aun así poseían una buena nota gracias a las notas de sus compañeros no estudiaron para la evaluación, sin embargo el resto del grupo saco buenas notas, obteniendo un buen promedio para todo el salón, sin embargo la nota promedio fue menor a la evaluación anterior; así fue avanzando el profesor y el número de estudiantes que no estudiaban iba en aumento y el promedio de notas en descenso. Estas tendencias se mantuvieron hasta el punto de que en los próximos exámenes todos lo perdían, con un promedio pésimo. Así funciona el socialismo, la riqueza en teoría se distribuye equitativamente entre todos los ciudadanos, sin embargo no todos las personas aportan su fuerza de trabajo para sostener económicamente la sociedad; dicho en términos folclóricos la persona que está en su casa y no trabaja, recibe del gobierno el mismo dinero que recibe la persona que si tiene un empleo, hasta que esa persona se cansa de dicha situación y hace lo que hacían los estudiantes del ejemplo, dejan de brindar su aporte en fuerza de trabajo al sistema productivo del país.

En el capitalismo tenemos sus pro y contras, la corrupción es uno de esos contra, este es un evento que hemos padecido muy seguidamente en Colombia, ese es el pan nuestro de cada día, todo el mundo sabe de dineros desviados, recursos destinados para otras cosas distintas de su meta original. A nuestros mandatarios parece que se les ha olvidado el verdadero significado de la política, en la que se deben desencadenar esfuerzos conjuntos, destinados a encontrar el bienestar de la sociedad en general sin desamparar, ni afectar a nadie. Una vez alguien me dijo “El significado de política es muy lindo, lástima que hoy en día, lo que existe es la politiquería”. Tal vez eso sea cierto y entonces todos seriamos politiqueros, ya que siempre buscamos sobresalir y obtener una mejor calidad de vida, sin importarnos lo que puedan estar padeciendo nuestros prójimos.

Retomando mí vida en particular, de cada uno de mis empleos he aprendido mucho, más que todo de mis errores, errores que me han hecho crecer mucho como ser humano, y como profesional, en esta vida he experimentado un sin número de emociones, sentimientos y valores, entre ellos, dolor, ira, tristeza, amor, odio, bondad, respeto, paz, paciencia, serenidad, sensatez, descontrol, felicidad, miedo, hasta maldad, pero gracias a mi familia, a mis amigos y a mi querido pueblo, he sabido tomar el mejor camino; lo que ha provocado en mí el despertar de una conciencia social, ciudadana, ecológica, pero más que todo humanista. Y la que a su vez es la fuente de inspiración de este ensayo.

Como dijo en una de sus canciones, uno de los más grandes compositores de la música colombiana: “Polonuevo es un rinconcito del Atlántico escondido”. Es quizás el hecho de que mi municipio se encuentre escondido, la razón de que conserve rasgos autóctonos, que permiten mantener la idiosincrasia de la gente y hacerlo tan pintoresco o díganme si no es agradable ir a charlar en las calles, en el parque o en la casa de los familiares y vecinos, para relatar los cuentos, chismes, chistes y últimos acontecimientos del pueblo, es sencillamente hermosos departir con nuestros coterráneos, ir a la cancha de microfútbol por que pronto empezara un campeonato relámpago que para lo único que servirá es para entrenar a la selección que afrontara los juegos intermunicipales, o un sábado por la noche entrar a la discoteca más popular, la que cuando está llena el calor aumenta, hasta el punto de volverse insoportable, pero el licor, la buena música y lo mejor de todo el hecho de estar con una pareja o en un grupo de amistades, bailando, brincando y haciendo desorden; lo que no nos permite salir, y en cierto punto nos volvemos masoquistas, seguimos con la rumba, aguantando ese calor infernal. Cuando cierran los establecimientos el deber es seguir con la parranda y algunos salen a poner serenata, acompañados de la dinastía del mismo apellido de ese gran músico que nombre antes, que siguen haciendo del folclor de mi pueblo una gran riqueza.

Pero no todo es color de rosa, en mi pueblo, como en cualquier otro lugar de esta esfera giratoria que llamamos “Tierra”. Tenemos esos problemas comunes a cualquier sociedad, como lo son la corrupción, robos y asesinatos, de estos últimos en su gran mayoría proceden de algo que llaman “limpieza social”.

Recuerdo como si fuera ayer, aunque ya hace varios años, cuando una amiga y un amigo, bajo efectos del alcohol, montaron un corcel mecánico, al que muchos dicen que es la venganza de los asiáticos, por los daños que les hizo una guerra tan renombrada a través de la historia. Bueno esas dos personas montaron esa fiera de la velocidad hacia un pueblo cercano, cuando un desafortunado accidente, le causó la muerte instantánea a él, pero quiero decir que ese joven bajo de estatura, pero con una gran voz, lo que lo hubiera llevado a ser un excelente cantante, si ese hombre, murió como un héroe, pues se dice que apretó a su compañera de viaje, hacia su cuerpo, protegiéndola y salvándole la vida.

Mientras nosotros en el pueblo, apenas nos enterábamos de la noticia, veía a uno de mis familiares, una persona que creía indolente, llorar a su mejor amigo, que yacía muerto a unos pocos kilómetros del pueblo. Lo que me puso a pensar que aún había esperanza para que el ser humano sintiera afecto por lo que lo rodea, y así condujera su vida por el camino correcto.

Esa esperanza se ve nublada, por hechos inaceptables, o ¡es lógico que la población destruya su propio patrimonio!, esto ha sucedido en muchos pueblos; lo que acontece es que en medio de protestas ciudadanas por distintos motivos, las cosas se salen de control y lastimosamente terminan en hechos violentos.

Así como este hecho hay otros, que a veces desaniman a uno, o creen que esta dentro de lo normal que tus vecinos, quemen basuras y que todo ese humo se adentre en tu propia casa, ni siquiera les importa el daño que ese humo pueda causarle a los demás y no solo al ser humano, sino al medio ambiente, como es sabido ese humo está compuesto de dióxido de carbono, el cual es un gas invernadero, que va a parar a la atmósfera, y si fuera poco, dicho gas termina por deteriorar la capa de ozono, generando consigo lo que hoy los científicos llaman el calentamiento global, que va derritiendo los polos poco a poco, vertiendo más agua dulce de la debida al mar, evitando así que la madre naturaleza a través de las corrientes submarinas lleve calor del sur del planeta hacia el norte, como consecuencia de ello tenemos el enfriamiento del norte del Planeta con trae consigo el gran número de tormentas tropicales que por lo general se transforman en huracanes que se presentan año por año y que azotan con una inmensa fuerza devastadora a las ciudades costeras e Islas de esa parte del mundo o fuertes temporadas de sequías como las que se han vivido recientemente en Colombia; lo que me hace pensar que la madre tierra se está vengando por todas las veces que la hemos irrespetado y maltratado, por favor en todo el mundo entero, cada persona, debe poner su granito de arena para reducir la contaminación y así obtener un desarrollo sostenible que permita un mejor entorno para las generaciones futuras. ¡Hay que cuidar al medio ambiente!

Como dije en uno de los párrafos anteriores, mi pueblo, conserva rasgos culturales que lo hacen pintoresco, pero a pesar de ello, también se puede notar una pérdida de valores humanos y de costumbres, caso el cual es generalizado para todo el país, lo que da muestra de cómo se va debilitando la cultura o como se explica que en un bus de servicio público, al ir de pie una mujer embarazada o un anciano, nadie se digne a brindarle un asiento, como este ejemplo en el país hay muchos, que se tornan cada vez más deprimentes.

Ante el mundo entero, Colombia nuestra nación, tiene una imagen desfavorable, debido a la delincuencia, al terrorismo, a la corrupción, al narcotráfico, este último quizás es el rasgo más conocido a nivel mundial, o no han visto las películas de cine en donde casi siempre muestran a Colombia como un país de droga, todos esos aspectos son de índole socio-cultural, sin dejar de lado los factores económicos y políticos.

Desde los inicios de la sociedad colombiana de hoy día, se han suprimido los rasgos característicos que nos dan una idiosincrasia. Me refiero con esto a la época de la conquista y la colonia, donde los españoles les impusieron a nuestros antepasados, su idioma y sus costumbres, impidiendo con ello que se hubiera dado un desarrollo pleno y una evolución social autónoma y autentica de la comunidad indígena colombiana; hecho que ha trascendido hasta el presente, pues vemos como van desapareciendo los resguardos indígenas, y con ellos, sus costumbres y su folclor, tomemos como ejemplo la costa Caribe en el sentido de la música folclórica, hemos presenciado como dejan en el olvido ritmos de nuestra tierra, como la cumbia, la champeta, la puya, el vallenato, el porro, este último ni siquiera en los diccionarios aparece con el significado de ritmo musical típico de la costa norte colombiana, sino aparece con el significado de una sustancia alucinógena, con el pasar de los días, miramos como los ritmos del extranjero, son adoptados como propios por nuestros artistas y no que es que no me gusten, pues me encanta el reggaetón, el hip hop, y el rock, pero se debe rescatar la música autóctona de nuestra tierra. Para redondear este asunto, presento el caso del archipiélago de San Andrés y Providencia, en donde la falta de apoyo a la cultura y al desarrollo socio-económico de estas islas, hace que se convierta en el caso más severo y quizás sea el detonante para que este lugar paradisiaco se quiera independizar del país. Me tomo el atrevimiento de lanzar el siguiente mensaje de alerta: ¡Nuestra cultura está en vía de extinción! si no hacemos algo pronto pasara a ser parte de la historia.

En mi opinión las falencias en materia de cultura, datan desde esa época que mencione en el párrafo anterior, tal vez el consuelo del país, es que esos problemas sociales con que convivimos, son comunes en las distintas naciones del mundo, sobre todo en los países subdesarrollados.

Todos los días me siento frente el televisor a ver el noticiero, pero que deprimente es notar que no presentan ni una sola noticia que le suba el ánimo al país, solo vemos secuestros, robos, asesinatos, enfrentamientos con la guerrilla, críticas al gobierno, críticas a la oposición y violaciones de los derechos humanos. Qué triste es ver que nuestros dirigentes pelean entre si y nunca se ponen de acuerdo para buscar una solución definitiva y efectiva a la situación del país, esto quizás se debe a la falta de cultura y a que los dirigentes no aplican el verdadero concepto de la política. Si esto aconteciera así, se erradicaría la corrupción y se disminuiría la diferencia de clases sociales; llegando a mejorar la situación económica de los colombianos, además de reducir notablemente el desempleo.

Parece ser que lo único que le sube el ánimo al país, es el deporte específicamente el fútbol, aunque como dicen los comentaristas deportivos del país del sur del continente “Colombia ha ganado tan poco, que todavía siguen celebrando el cinco a cero o el mejor gol del mundial 2014”, es verdad el fútbol no nos ha dado mucho en comparación con otros país, pero siempre une el sentimiento de un país apoyando a la selección, o de una ciudad apoyando un club, y así se pierda se disfruta de un gran espectáculo y siempre se seguirá alentando al equipo, en las buenas o en las malas, este deporte es una diversión sana, a pesar de que muchos quieran incluir la violencia en los estadios, a estos los llaman desadaptados, el cual me parece un término muy humillante, a esas personas las convoco a que mediten y le demuestren al mundo que pueden cambiar y disfrutar el deporte en paz.

Llegando a este punto, quiero recordar una comedia televisiva mejicana, que es quizás una de las más antiguas de ese país y que aún se trasmite en muchas pueblos del planeta, me refiero a esa serie que es protagonizada por un niño huérfano, un niño y su madre que se creen de mejor status social a pesar de vivir en una vecindad pobre, un hombre que nunca encuentra trabajo y que debe más de una docena de meses de arriendo, un señor rico y avaro que es el dueño de la vecindad, una señora a quien consideran como una hechicera, entre muchos otros personajes. A través de este escrito me permito felicitar al creador de esos personajes, además considero que es la comedia más inteligente que se ha podido crear a lo largo de la historia de la televisión latinoamericana; pues este programa nos muestra de una manera singular, lo mejor y lo peor de una sociedad cualquiera, gracias a que refleja eso de una manera jocosa, permite reflexionar sobre lo bueno y malo que podemos hacer en nuestras vidas cotidianas y con nuestros prójimos, en sus capítulos podemos apreciar violencia, desempleo, vagancia, flojera, gula, hipocresía, burlas, juego, chistes, perdón, faltas de respeto, amor, tolerancia, fe, esperanza, afecto, cariño, diversión, libertad, robos, pobreza, hambre, prepotencia, egolatría, orgullo, egoísmo, cultura, civismo, deportes, solidaridad, educación, en fin muchos otros aspectos que siempre dejan una moraleja para aplicarla en la realidad. Confieso que no me canso de ver esa serie a pesar de que ya he visto casi todos sus capítulos, mis padres la vieron, yo la vi, y los fines de semana la veo con mi hijo.

Al mundo entero les digo, no más guerra, no más violencia, por favor las superpotencias del mundo, den el ejemplo y dejen de pelear entre sí, dejen de disputarse el oro negro, y países de la historia bíblica arreglen sus diferencias religiosas, territoriales y políticas, no más guerras porque una nación se quiere independizar, no más torres gigantes destruidas, no más muertes, no más terroristas suicidas. El mundo necesita paz.

Hace años, se vienen presentando guerras y conflictos entre occidente y medio oriente, intrínsecamente, engendradas por el oro negro, pues estamos viviendo en un mundo adicto a ese combustible, en vez de buscar nuevas alternativas en fuentes de energía renovables, apuntando a la conservación del medio ambiente; está bien ese es un buen negocio, pero cuidar el medio ambiente también paga. A los países europeos de la antigua unión de repúblicas socialista, también dejen de originar conflicto que en su mayoría también son originados por las disputas de ese combustible u otros recursos naturales, por favor busquen la reconciliación.

Este escrito más que un ensayo es un llamado a todos los seres humanos a reflexionar, para obtener una conciencia social, moral, ecológica y cultural, entiendo que todos somos un sistema compuestos por varias partes que interactúan y dependen entre sí, y lo que le afecta a una, influye en los demás, así como pasa en el organismo humano, porque si te tapan la nariz, te ahogaras y eso repercutirá sobre todo tu cuerpo, generando una serie de complicaciones en tu sistema respiratorio, o un dolor de cabeza que puede tener su origen en una parte del cuerpo totalmente distinta, podría ser producto de un malestar estomacal o por cualquier enfermedad.

Caso similar pasa en una empresa, si en el departamento de mercadeo predicen una demanda errónea, esto repercutirá en el departamento de producción, quien fabricara algo que quizás no se venderá en su totalidad o que no va a satisfacer la demanda. En fin así sucede en todos lados, en una sociedad, en una empresa, en tu familia, en una ciudad, en un país, y en el mundo entero, nuestros actos siempre terminaran por influir en todo lo que nos rodea.

Aún hay esperanza de rescatar lo que se esté perdiendo, de salvar nuestras vidas, de construir un mundo mejor donde los niños puedan jugar libremente, un mundo sin odio ni rencores; pero todos y cada uno de los seres humanos debe poner su granito de arena, no reprendan sino orienten a quien lo necesite, enseñen a sus hijos valores, buenos hábitos y costumbres desde el hogar, este mundo no llegará a ser perfecto, pero con la ayuda de todos será mejor. Reflexionemos sobre la realidad en que vivimos y busquemos oportunidades de mejorar las condiciones en que nos desenvolvemos diariamente.

Escrito por: Luifer «El Ingeniero»

3 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s