Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018: Un balance rápido de su impacto.

Faltan pocos días para el final de las Justas regionales celebradas en Barranquilla 2018 y el impacto del evento en la ciudad, el Atlántico y el país en general ha sido bastante positivo, aunque si han habido alguno baches. La ciudad vive un ajetreo y una alegría similar a las festividades de pre-carnaval y Carnaval o a cuando la Selección Colombiana de Fútbol disputa sus partidos como local en la ciudad por eliminatorias mundialistas.

A mi juicio, ahora Barranquilla no solo es: “la Casa de la Selección de Fútbol“, sino “la Casa del Deporte Colombiano“.

Hace poco más de una semana, publiqué una entrada (Los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y el impacto positivo esperado en Barranquilla.), en la que analizaba las proyecciones económicas realizadas para la ciudad por ser el anfitrión de estos juegos, en dicho post, cité lo siguiente:

“Según Fenalco, los Centroamericanos y del Caribe generarán aproximadamente 15.000 visitantes, entre deportistas, delegaciones, prensa, turistas, entre otros; proyectando una tasa de ocupación hotelera cercana al 80%, en el estadio Metropolitano se realizará la inauguración, con la participación de la cantante Shakira, esperando  recaudar más de $5.000 millones de pesos, que serán destinados en su totalidad a proyectos de inversión en educación y nutrición para población vulnerable, y se pronostica un aumento en el consumo de bienes y servicios”.

Hoy, luego de 10 días de competencia, el anterior argumento cobra validez; hemos visto como los negocios formales e informales han tenido un excelente comportamiento en ventas, se han realizado innumerables muestras culturales y gastronómicas en el marco del festival del río en distintos puntos emblemáticos de la ciudad, eventos que han dado a conocer a propios y extraños lo mejor de Barranquilla, el Atlántico, la región Caribe y Colombia; marcando un hito cultural para que la ciudad no sea solamente conocida por su carnaval y Colombia sea vista por el mundo con una imagen positiva diferente a la que tiene por el narcotráfico de los años 80 y 90.

En el párrafo anterior, mencioné que no solo las empresas legalmente constituidas se han visto beneficiadas por las competencias realizadas en Barranquilla, sabemos que Colombia vive en carne propia uno de los problemas globales contemporáneos, el “desempleo” y muchas personas han aprovechado esta oportunidad con ventas de comidas, accesorios y más, para obtener algo de dinero durante el tiempo que se estarán realizando los juegos centroamericanos. Esto nos demuestra que independiente del caracter del negocio, formalidad o informalidad, los eventos deportivos, potencian y maximizan la productividad y competitividad de una cuidad entera y en el caso de los juegos Barranquilla 2018, no solo el beneficio ha sido para la ciudad, sino para el departamento del Atlántico en general.

Desde esta perspectiva todo pinta muy bien, todos los Barranquilleros y foráneos, esperamos que las proyecciones se sigan cumpliendo y que el beneficio económico y social sea excepcional y que Barranquilla continúe destacándose en la realización del evento. La administración Distrital, proyecta a largo plazo el retorno sobre la inversión realizada por el evento, pero lo cierto es que le estamos diciendo al mundo, que aquí esta Barranquilla y que podemos albergar cualquier evento. sin dejar de mencionar que el beneficio social ha sido mucho, el distrito nos ha dejado unos excelentes escenarios deportivos a la altura de los mejores del mundo, la respuesta del público ha sido muy buena a pesar de la problemática de la re-venta de boletaría para las competencias (un secreto a voces), pero les han dado a todos los barranquilleros, atlanticenses y foráneos motivos diferentes para cambiar de plan y salir por la ciudad y disfrutar en familia y/o con amistades de estas magnificas justas.

Quizás a esto se debe, el buen desempeño deportivo de la delegación colombiana que ocupa parcialmente el segundo lugar en el medallero con 144 preseas de las que 46 son de oro, puesto que el apoyo del pueblo costeño y colombiano ha sido bárbaro para que los deportistas sientan el respaldo de una comunidad que acoge a los visitantes como si fueran sus coterráneos, como si fueran sus vecinos de toda la vida. Tenemos a un México que lidera la tabla con 82 oros y un total de 201 medallas, Colombia en un segundo lugar y una Cuba que esta pisándole los talones a Colombia con 35 oros y un total de 111 preseas y que tiene puesta sus esperanzas en las competencias de atletismo que inician mañana domingo 29 de julio de 2018 para alcanzar a Colombia en el medallero, pues en esta disciplina cuentan con excelentes atletas. En cuanto al beneficio social, como mencioné antes, ha sido mucho, nos han dejado unos excelentes escenarios y un influencer del siglo pasado, un influenciador que actúa fuera de redes sociales, aquel personaje pintoresco hincha incondicional de la selección Colombia y que ha ido a varios mundiales de fútbol, “EL COLE“, esta persona ha participado en una excelente campaña educativa destinada a enseñar a las personas a cuidar los estadios, como parte de nuestro patrimonio deportivo y cultural.

Todo esto permite concluir que en términos generales el impacto de los juegos centroamericanos y del caribe en Barranquilla, la región y el país ha sido positivo en el ámbito deportivo, social, cultural y económico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s